dimarts, 15 de desembre de 2020

TESTS COVID-19 PCR y TAR

Hablando de la COVID-19 y después de unos meses en que, a efectos nuestros, no había cambios substanciales con consecuencias prácticas aplicables, aparte de lo ya ampliamente publicado, conocido, difundido y sabido, ahora disponemos de la posibilidad de hacer tests para la COVID-19 y de vacunarnos. Lo que voy a resumir aquí son algunos conceptos muy básicos que nos permitan orientarnos algo más con respecto a estas posibilidades que se nos brindan.

Quiero dejar claro que lo que os explico es susceptible de ser mejor explicado, corregido, emendado, etc., pues ni soy estudioso del tema ni experto en el mismo, pero a mí me sirve y por esto lo quiero compartir. 

TEST: Tenemos dos tipos de Test. El PCR y el TAR:

1)    El PCR es muy sensible (se equivoca poco) en determinar si en algún momento relativamente reciente alguien ha estado en contacto con el virus. Dado que detecta cualquier trocito de virus que se halle en las mucosas y no solamente un virus completo, no nos dice si el posible virus entero que se detecta crecerá y esa persona será capaz de infectar ni si se enfermará o no. Si es NEGATIVO solo nos dice que EN ESE MOMENTO la persona está libre de virus, pero no si dentro de un minuto se infectará o no. Si es positivo no nos dice nada específico pues no sabemos si acaba de pasar la enfermedad o no, si la pasará, si se acaba de infectar o lo que sea. Solo es útil si es negativo, pues indica que en ese momento la persona está limpia.

2)    El TAR (Test Antígenos Rápido) es muy sensible (se equivoca poco) en determinar si alguien tiene el virus. Si es POSITIVO, nos dice que EN ESE MOMENTO esa persona está contagiada y es contagiosa. El que es negativo, puede estar incubando el virus y ser contagioso sin tener todavía una enfermedad aparente.

En resumen, el TAR o test rápido es muy útil para separar a los que YA en ese momento son contagiosos. Si hipotéticamente se pudiese hacer de golpe al 100% de la población nos permitiría separar a los que seguro que sí que son contagiosos. Claro está que entre los negativos los habría que podrían ser contagiosos. Si embargo y a nivel epidemiológico, la utilidad de poder detectar a los que ya lo son es evidente. Mejoraría enormemente el control de la epidemia.

El PCR es más caro y tarda más en ofrecer un resultado, El TAR es prácticamente inmediato y mucho más barato.

¿Es aconsejable hacerse un TAR antes de acudir a una reunión? No, porque si es negativo uno puede ya ser contagioso aunque sea menos probable. En caso de ser positivo nos diría que no fuésemos a esa reunión y nos pusiéramos de inmediato en cuarentena bajo supervisión sanitaria.

¿Es aconsejable hacerse un PCR antes de ir a una reunión? No, porque el resultado tardaría 3 días en llegar y en ese período de tiempo podríamos habernos infectado. Claro que si nos hacemos el PCR y nos aislamos hasta tener el resultado negativo (2-3 días), en ese momento podríamos ir a la reunión sin riesgo de infectar a nadie. Sin embargo, son caros, no se pueden hacer en cualquier lado y su disponibilidad es limitada.

 

VACUNAS:

Ya está disponible la de Pfizer. En breve tendremos otras disponibles. Parece ser que empezarán por la de Pfizer que es la única que ha pasado por todas las pruebas y tiene autorización aquí. No tiene efectos secundarios diferentes a la vacuna de la gripe. No sabemos si su protección durará 3 meses, un año o lo que sea pues dependerá de múltiples factores además de las eventuales mutaciones del virus. El objetivo es llegar, al menos, a tener vacunada al 70% de la población, para conseguir un efecto barrera, ya que una persona vacunada no hace de puente entre un infectado y una no infectada, es decir, no deja pasar el virus a través de ella. Eso dificulta enormemente la trasmisión del mismo. 

El problema principal de esta vacuna es que se transporta congelada a -70ºC y una vez descongelada y lista para su administración solamente dura 5 días. Ello obliga a trasportarla en cantidades importantes de forma conjunta y a vacunar de golpe a cantidades de población grandes. Se comprende el problema logístico que eso supone y que no podremos decidir que día nos vacunaremos y si nos va bien o no hacerlo cuando nos convoquen. Por supuesto que no será obligatorio vacunarse, allá cada uno con su decisión tanto desde el punto de vista personal como de solidaridad colectiva.

Por si a alguien le ayuda saberlo ya digo que personalmente me vacunaré cuando me corresponda.

 

EN CONCLUSIÓN:

-       Vamos a convivir siempre con este virus como con cualquier otra enfermedad. Se trata de tenerlo controlado igual que hacemos con el VIH, la tosferina, la tuberculosis, el tétanos, la meningitis o cualquier otra enfermedad. Para ello debemos aprender y tomar medidas razonables.

-       No tiene interés práctico hacerse pruebas o test para estas fiestas navideñas.

-       Es fuertemente aconsejable aceptar los consejos de las autoridades sanitarias y dejarse vacunar. No hacerlo por desconfianza sería lo mismo que ignorar los consejos de un bombero o de un policía cuando nos desvía de algún lugar alegando riesgos de algún tipo.

-       El miedo, el pesimismo y el estrés son los grandes generadores de enfermedad. Hay que aprender a evitar convivir con ellos y limitar su compañía al máximo.

 

Espero que todo esto os sea útil. Un fuerte abrazo, cuidaos mucho y sed lo más felices que podáis. Eso es lo que genera salud.


Carlos de Mendoza Sans

Metge de família i soci fundador de Giroguies

0 comentarios:

Publica un comentari